descarga

Artículo publicado por Zuriñe Iturbe en Houzz.

Gracias a un gran ventanal y a las puertas correderas, esta cocina en un adosado ha triplicado su superficie útil.

La cocina original tenía 10 m², su equipamiento era escaso y tenía poco espacio para socializar en ella. Sus propietarios querían transformarla en una estancia más funcional donde comer a diario. Para conseguirlo, se ha incorporado al interior de la vivienda la terraza cubierta existente, ampliando así la planta baja y potenciando la entrada de luz natural.

De un vistazo
Quién vive aquí: Un matrimonio con dos hijos
Situación: Llíria, Valencia
Superficie: 29 metros cuadrados
Proyecto: Santiago Darder
Fotografía: Alejandro Gómez Vives

Con el proyecto de Santiago Darder, la antigua cocina se ha convertido ahora en una cocina con comedor que triplica su superficie. Además, gracias a un amplio ventanal resuelto con dos grandes puertas correderas, el espacio se llena de luz e invita a disfrutar de la zona exterior.

Sigue leyendo en Houzz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s